Apatani_tribal_women

MARVIN HARRIS Y EL MATERIALISMO CULTURAL

Marvin Harris fue un antropólogo siempre más reconocido y admirado por el gran público que por la comunidad científica. De hecho, su muerte, el 25 octubre del 2001, apenas tuvo eco, por ejemplo, en nuestro país. Su fama internacional entre los lectores se explica por el éxito editorial de su obra, escrita con un estilo sencillo y espontáneo capaz de transmitir a la ciudadanía conceptos de cierta complejidad relativos a la cultura y comportamiento humano.

Además, fue el principal representante y difusor del materialismo cultural, teoría evolutiva ecológica que explica el origen, mantenimiento y el cambio de los sistemas socioculturales. Nació el 18 de Agosto de 1927 en Brooklyn, Nueva York y su carrera académica siempre estuvo ligada al departamento de antropología de Universidad de Columbia, donde dio clases desde 1952 hasta 1980 y fue cabeza de departamento durante tres años. Desde 1981 ejerció como profesor de antropología en la universidad de la Florida. Fue además presidente de la División General de la Antropología de la Asociación Antropológica Americana. Tras estos datos biográficos que pretenden situar al autor en su contexto académico, podemos decir de Harris que destacaron sus explicaciones sobre los orígenes humanos y realizó varios estudios de campo en Brasil, Mozambique, Ecuador, La India y el este de las islas de Harlem.

Sin embargo, a pesar de esta brillante carrera y su gran contribución al mundo de la antropología, Marvin Harris fue injustamente tratado en el ámbito científico y sufrió cierta marginación dentro de la universidad americana y europea por ser tachado de marxista y filo-comunista, lo que le terminó cerrando muchas puertas. Además, tuvo grandes y numerosas discrepancias con otros antropólogos debido a las ácidas críticas que vertía frecuentemente contra ellos y su énfasis al defender sus propias posiciones ideológicas.

El materialismo cultural se sustenta principalmente sobre el materialismo histórico de Marx (y también sobre White, Steward , Skinner, Pike…) , y supone la continuación de la contribución a la teoría antropológica iniciada por Morgan en el XIX con un enfoque materialista de la sociedad. Los teóricos de esta propuesta metodológica intentan explicar las diferencias y semejanzas presentes tanto en el pensamiento como en el comportamiento de los distintos grupos humanos mediante el estudio de las condiciones materiales a los que están sujetos los seres humanos. O lo que es lo mismo; el rito, la costumbre, la ceremonia, etc, es decir, todo aquello que forma parte de nuestra vasta cultura y civilización y que conocemos como práctica cultural incluyendo valores y creencias, se justifica con las necesidades de los grupos humanos y su adaptación al entorno.

Una explicación materialista de los fenómenos culturales parte de la idea de que todas las conductas humanas tienen un claro componente racional puesto que todo lo que hacen los seres humanos obedece a principios de utilidad práctica para ellos. Precisamente, Harris trata de mostrarnos esto último a través de su obra, es decir, que los comportamientos más irracionales a nuestros ojos siguen una lógica perfectamente determinada, o lo que es lo mismo que los hábitos humanos se explican para llenar necesidades básicas de la forma más económica. Esta teoría se sitúa dentro de la corriente neoevolucionista y le sirve como título de un libro que aparece publicado en 1979, Materialismo cultural. Otros libros publicados son: Patrones de la raza en las Américas (1964), La subida de Teoría antropológica (1968), Caníbales y reyes : los orígenes de la cultura( 1977) , América ahora (1981), Bueno para comer (1986) . Cultura, gente, y naturaleza: Una introducción a la antropología general  ( 1971) y Antropología cultural (2006) son libros de cabecera para cualquiera que se inicie en la disciplina, aunque su libro más famoso es sin duda Vacas, cerdos y brujas: los enigmas de la cultura, del año 1974 y que aparece por primera vez en 1980 en su edición española.

A diferencia de otros materialistas interesados por la cultura, la obra de Harris se distingue por su carácter generalmente no evolutivo, en la que se interesa por descifrar el desarrollo de rasgos culturales específicos dentro de una sociedad mediante el uso de un enfoque etic y la aplicación del materialismo cultural (Bohannam y Glazer, 1993:392). El punto de vista etic se refiere a la descripción desde el punto de vista externo y es precisamente aquí donde más difiere de muchos antropólogos de la corriente simbólica que recurren al “nativo omnisciente “ o punto de vista emic.

Aunque hoy en día el materialismo cultural se encuentre en parte superado por la limitación que impone la concepción utilitaria del comportamiento humano, el eterno dilema antropológico etic/emic o la difusa definición de cultura que sostiene, debemos reconocer, y reconocerle, el gran mérito de ser un paso fundamental en el intento de comprender la evolución sociocultural del ser humano. Esta teoría superó con creces las perspectivas idealistas y supuso gran enriquecimiento del marxismo con un enfoque mucho más profundo y dinámico. Por todo ello y por acercar la antropología a la gente corriente, Marvin Harris y su extensa obra sigue siendo digna de análisis y revisión, y quizás de una mayor admiración y consideración dentro del mundo científico

imagen: wikipedia

Share

Leave a reply